VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners

Nacional

ERBOL.- El ministro de Gobierno y presidente del club de fútbol cruceño Sport Boys, Carlos Romero, anotó este sábado una inédita participación ante la Asamblea Legislativa, para aclarar de oficio las cuentas de su equipo, tras la versión del digital argentino Infobae, en sentido que el Cartel de Jalisco se había comprado un equipo de fútbol en Bolivia para el lvado de dinero.

Nunca antes un dirigente político y a la vez presidente de un equipo de fútbol se dio la oportunidad de aclarar públicamente las cuentas de su equipo, menos ante una Asamblea Legislativa, escencialmente política.

Romero compareció para responder a un acto interpelatorio sobre denuncias de corrupción en el manejo de bienes incautados al narcotráfico, y en su larga intervención, de casi seis horas, dijo que su único vicio es el fútbol y que “cuerudamente” sigue alimentando el fútbol, a pesar de las alusiones sobre un supuesto financiamiento irregular a su equipo.

Indicó que la gestión 2015, los ingresos ordinarios por venta de entradas fueron de Bs 992.000, sponsors (auspiciadores)  Bs 5.4 millones, transferencias de la Federación Bs 169.000, derechos de televisación Bs 441.529, compensaciones Bs 42.713 y otros ingresos, 97.919 bolivianos, para un total de 7.401.872 y sus egresos alcanzaron a 9.848.470. Un déficit de Bs 2.4 millones.

Egresos. Servicios básicos Bs 827.000, gastos de transporte, hospedaje y alimentación Bs 1.503. 781, alquileres  Bs 6.990, gastos operativos Bs 990.308; materiales 63.231, depreciación de activos, impuestos fiscales y gastos extraordinarios. 

En la gestión 2016, tuvieron un ingreso por venta de entradas de Bs 644.937, sponsors Bs 5.5 millones, transferencias de la Federación Bs 5.6 millones. Derechos de televisación Bs 1.1 millones, otros ingresos Bs 346.000. En total 13.824.816. Egresos. 15.465.996, por los mismos conceptos.  Déficit de Bs 1.641.180, anotó.

En la gestión 2017. Ingresos: 15.220.635 y los gastos 15.205.000.  Precisó que el financiamiento viene de varias empresas, entre ellas Coca Cola, Tigo, Fair Play, Techo, Pahuichi, Fancesa, Ciudad Nueva Santa Cruz, Parque Industrial, Pil, Genex. Indicó que todos los contratos están  notariados para evitar ser molestados.

Ingresos por Copa Libertadores: 1.7 millones de dólares y tiene pendiente un saldo. “Ese es el Sport Boys, no le digan que es una lavandería del narcotráfico, no atenten contra la alegría de un pueblo. Un día tenía que colgar los botines, pero mucha gente, pobre y humilde, la única alegría que tiene es el futbol”, dijo el ministro.

“(Los narcotraficantes) cómo van a lavar dinero en un michi equipo de futbol de provincia, un equipo chiquitito como el Sport Boys. Ni siquiera podíamos lavar con todos los equipos de fútbol de Bolivia, porque todos los equipos bolivianos del nivel profesional, no tienen el presupuesto de un equipo mediano de la Argentina. Toditos sumados, hacemos una tercera parte del presupuesto medianito de la Argentina”, manifestó.

Admitiendo cometer una infidencia, relató que en un almuerzo de camaradería con el equipo argentino Godoy Cruz,  pudo conocer por versión de sus dirigentes, que el presupuesto de esta institución  alcanza a 26 millones de dólares y que los equipos con mayor tradición como Ríver Plate y Boca Junior, están por encima de los 100 millones de dólares.

El ministro dijo que “todos los equipos de fútbol en este país somos pobres, incluido Bolívar. Si a Bolívar le cobran los impuestos, quiebra, se cierra. Si a The Strongest, lo mismo, está fregado”.  Dijo que para lavar dinero sucio o del narcotráfico, uno lava dinero en una actividad rentable porque así se justifican los ingresos mal habidos.

Reveló que tras sus gestiones ante la Liga Profesional de Fútbol, Infobae retrocedió en dos oportunidades. Primero dijo que el equipo supuestamente comprado no era profesional, sino de la Asociación Cruceña de Futbol y luego, que esa información difundida el pasado mes, era de hace diez años.

Indicó que no es el único político y funcionario público que dirige un equipo de fútbol, sino que otros en el pasado como Mario Oxa, Mario Mercado (+), Mauro Cuéllar (+), Tito Hoz de Vila(+), Roly Aguilera (+), Guido Loayza, Juan Carlos durán, Douglas  Ascarrunz, Mauricio Gonzales. “Yo no soy el único malo de la película”, manifestó.

Agradeció a la Asamblea Legislativa porque aprovechó la interpelación para formular aclaraciones y dejar zanjado rumores contra su persona y su equipo de fútbol.

El ministro de Gobierno y presidente del club de fútbol cruceño Sport Boys, Carlos Romero, anotó este sábado una inédita participación ante la Asamblea Legislativa, para aclarar de oficio las cuentas de su equipo, tras la versión del digital argentino Infobae, en sentido que el Cartel de Jalisco se había comprado un equipo de fútbol en Bolivia para el lvado de dinero.

Nunca antes un dirigente político y a la vez presidente de un equipo de fútbol se dio la oportunidad de aclarar públicamente las cuentas de su equipo, menos ante una Asamblea Legislativa, escencialmente política.

Romero compareció para responder a un acto interpelatorio sobre denuncias de corrupción en el manejo de bienes incautados al narcotráfico, y en su larga intervención, de casi seis horas, dijo que su único vicio es el fútbol y que “cuerudamente” sigue alimentando el fútbol, a pesar de las alusiones sobre un supuesto financiamiento irregular a su equipo.

Indicó que la gestión 2015, los ingresos ordinarios por venta de entradas fueron de Bs 992.000, sponsors (auspiciadores)  Bs 5.4 millones, transferencias de la Federación Bs 169.000, derechos de televisación Bs 441.529, compensaciones Bs 42.713 y otros ingresos, 97.919 bolivianos, para un total de 7.401.872 y sus egresos alcanzaron a 9.848.470. Un déficit de Bs 2.4 millones.

Egresos. Servicios básicos Bs 827.000, gastos de transporte, hospedaje y alimentación Bs 1.503. 781, alquileres  Bs 6.990, gastos operativos Bs 990.308; materiales 63.231, depreciación de activos, impuestos fiscales y gastos extraordinarios. 

En la gestión 2016, tuvieron un ingreso por venta de entradas de Bs 644.937, sponsors Bs 5.5 millones, transferencias de la Federación Bs 5.6 millones. Derechos de televisación Bs 1.1 millones, otros ingresos Bs 346.000. En total 13.824.816. Egresos. 15.465.996, por los mismos conceptos.  Déficit de Bs 1.641.180, anotó.

En la gestión 2017. Ingresos: 15.220.635 y los gastos 15.205.000.  Precisó que el financiamiento viene de varias empresas, entre ellas Coca Cola, Tigo, Fair Play, Techo, Pahuichi, Fancesa, Ciudad Nueva Santa Cruz, Parque Industrial, Pil, Genex. Indicó que todos los contratos están  notariados para evitar ser molestados.

Ingresos por Copa Libertadores: 1.7 millones de dólares y tiene pendiente un saldo. “Ese es el Sport Boys, no le digan que es una lavandería del narcotráfico, no atenten contra la alegría de un pueblo. Un día tenía que colgar los botines, pero mucha gente, pobre y humilde, la única alegría que tiene es el futbol”, dijo el ministro.

“(Los narcotraficantes) cómo van a lavar dinero en un michi equipo de futbol de provincia, un equipo chiquitito como el Sport Boys. Ni siquiera podíamos lavar con todos los equipos de fútbol de Bolivia, porque todos los equipos bolivianos del nivel profesional, no tienen el presupuesto de un equipo mediano de la Argentina. Toditos sumados, hacemos una tercera parte del presupuesto medianito de la Argentina”, manifestó.

Admitiendo cometer una infidencia, relató que en un almuerzo de camaradería con el equipo argentino Godoy Cruz,  pudo conocer por versión de sus dirigentes, que el presupuesto de esta institución  alcanza a 26 millones de dólares y que los equipos con mayor tradición como Ríver Plate y Boca Junior, están por encima de los 100 millones de dólares.

El ministro dijo que “todos los equipos de fútbol en este país somos pobres, incluido Bolívar. Si a Bolívar le cobran los impuestos, quiebra, se cierra. Si a The Strongest, lo mismo, está fregado”.  Dijo que para lavar dinero sucio o del narcotráfico, uno lava dinero en una actividad rentable porque así se justifican los ingresos mal habidos.

Reveló que tras sus gestiones ante la Liga Profesional de Fútbol, Infobae retrocedió en dos oportunidades. Primero dijo que el equipo supuestamente comprado no era profesional, sino de la Asociación Cruceña de Futbol y luego, que esa información difundida el pasado mes, era de hace diez años.

Indicó que no es el único político y funcionario público que dirige un equipo de fútbol, sino que otros en el pasado como Mario Oxa, Mario Mercado (+), Mauro Cuéllar (+), Tito Hoz de Vila(+), Roly Aguilera (+), Guido Loayza, Juan Carlos durán, Douglas  Ascarrunz, Mauricio Gonzales. “Yo no soy el único malo de la película”, manifestó.

Agradeció a la Asamblea Legislativa porque aprovechó la interpelación para formular aclaraciones y dejar zanjado rumores contra su persona y su equipo de fútbol.

Proyectores Oferta Especial